IMPRESIONES DE MIS PRÁCTICAS EN REY ARDID

 

Hace tres meses me confirmaron que iba a empezar a hacer las prácticas en el lugar que había escogido. Pero por suerte, no sabía todo lo que iba a conocer en la Fundación Rey Ardid, ni lo que iba a cambiar mi pensamiento acerca de todo lo que se hace allí.

El primer día que llegue estaba muy nervioso, no conocía a ninguna persona que tuviera un trastorno mental grave, por lo que no sabía cómo eran esas personas, ya que únicamente conocía lo que todos hemos oído sobre las personas con un problema de salud mental o lo que las películas muestran. Por lo que por un lado creía en todos esos mitos que existen sobre las personas con un trastorno esquizofrénico o sobre los trastornos de personalidad, es decir, que son personas agresivas y que no se puede hablar con ellos. Pero estaba muy equivocado, y todos esos mitos y leyendas son completamente erróneos.

Todos tenemos prejuicios acerca de estos trastornos y creo que se debe hacer una completa sensibilización acerca de estas personas, porque puedo confirmar, absolutamente, que son personas normales con las que he establecido una relación, con las que he hablado como hablo con amigos y personas conocidas. Son personas que tienen vida y que hacen todas las actividades diarias de la vida cotidiana que hacemos todos aquellos que consideramos, o considerábamos, que no tenían una vida social sana. Sin embargo, estas personas están cruzándose con nosotros por la calle en todo momento, están en los supermercados comprando la comida que quieren cocinar, están en la peluquería, en los cines, en los teatros y en el parque paseando tal y como lo hacemos todos. Además, el mito acerca de su agresividad es totalmente falso, y esto lo puedo confirmar una vez que he estado con ellos durante varias semanas, estando con ellos en el parque o hablando con ellos mientras fumábamos un cigarro. Es cierto que en ocasiones pueden estar más activos, pero, ¿quién no se activa más y se pone algo más nerviosa cuando pasa algo que no nos gusta? o, ¿cuándo no nos podemos poner algo más violentos cuando nos sentimos atacados por otro? Además, cuando algo de nuestra vida cotidiana no entendemos, ¿a quién no le crea cierto estado de angustia? Creo que estas preguntas dejan muy claro que no son personas diferentes, y que como se acaba de leer, son personas.

Una vez que estás con ellos durante varias semanas, ya te das cuenta de su personalidad y de lo humanos que son, de que son cariñosos y de que les preocupan los problemas que a todos nos preocupan, que has llamado a tu hermano y que aún no sabes nada de él o que tienes demasiadas cosas que hacer durante la tarde y no sabes si te va a dar tiempo a todo. Pero todo esto que he explicado, debo decir, que lo puedo decir gracias a las personas que trabajan allí día tras día con estas personas, por la labor que llevan a cabo con ellos, lo cual considero que es algo que se debe valorar. Y gracias a ellos he podido ver todo este ámbito como se debe ver, con una visión normal de lo que es, y no creyendo todos esos mitos que se han creado en nuestra sociedad, porque:

“¿Quién se considera completamente una persona normal?” 

Sergio Lázaro

Prácticas externas 3º psicología, Teruel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s