ESTUDIO SOBRE LA ESQUIZOFRENIA

El estudio realizado por científicos japoneses muestra que “el medio ambiente puede alterar el genoma y contribuir a la enfermedad”.

Tramos de ADN llamados retrotransposones, a menudo conocidos como ‘ADN basura’, podrían desempeñar un papel importante en la esquizofrenia. En un estudio publicado este jueves en la revista ‘Neuron’, un equipo japonés reveló que los retrotransposones LINE-1 son anormalmente abundantes en el cerebro con esquizofrenia, modifican la expresión de genes relacionados con la esquizofrenia durante el desarrollo del cerebro y pueden ser una de las causas de la enfermedad.

Los retrotransposones son secuencias cortas de ADN que se amplifican de manera autónoma y se mueven alrededor del genoma. Una clase de retrotransposones llamados elemento nuclear intercalado largo (LINE, en sus siglas en inglés) constituyen una gran parte del genoma eucariota y se cree que pueden contribuir a un número de trastornos y enfermedades tales como el cáncer.

Se ha demostrado que LINE-1 es más abundante en las células del cerebro que en otras células del cuerpo en adultos, proporcionando evidencia de una mayor actividad de LINE-1 en el cerebro humano. Sin embargo, el papel que juega LINE-1 en los trastornos mentales y, en particular, la esquizofrenia, sigue sin estar claro.

El equipo de este trabajo, dirigido por el doctor Kazuya Iwamoto, de la Universidad de Tokio, y el doctor Tadafumi Kato, del Instituto de Ciencias del Cerebro RIKEN, en Japón, demostró que el número de copias de LINE-1 es elevado en los cerebros postmortem de pacientes con esquizofrenia.

Mediante el uso de modelos de ratones y macacos con esquizofrenia y las células iPS mostraron que la exposición a factores de riesgo ambientales durante el desarrollo, así como la presencia de factores de riesgo genéticos para la esquizofrenia, pueden dar lugar a mayores niveles de LINE-1 en las neuronas.

Los autores revelan gracias al análisis de todo el genoma que en los afectados de esquizofrenia, LINE-1 se reinserta en genes implicados en la función sináptica o la esquizofrenia y puede ocasionar fallos en sus funciones normales. “Nuestros resultados sugieren fuertemente que el anormal aumento de LINE-1 en las neuronas, desencadenado por factores ambientales y/o combinados con un factor de riesgo genético, juega un papel decisivo en la esquizofrenia”, resumen.

“Este estudio propone un nuevo mecanismo de fisiopatología de la esquizofrenia. Anteriormente, la esquizofrenia era considerada como una enfermedad causada por las interacciones gen-ambiente , pero nuestro estudio muestra que el medio ambiente puede alterar el genoma y contribuir a la enfermedad”, resalta Tadafumi Kato.

Post by R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s