Actitud positiva: una forma de vida

 

La medicina de la mente y el cuerpo asegura que los pensamientos y las emociones tienen el poder de ejercer una influencia positiva (o negativa) en la salud física. Esta actitud positiva puede proceder de diversas fuentes: el apoyo de un médico, un placebo (preparado desprovisto de principios activos), el pensamiento positivo, la autosugestión, etc.

La creencia en la relación mente-cuerpo es tan antigua como la propia medicina occidental. Ya en el siglo V a. J.C., Hipócrates dijo: “El poder curativo que todos llevamos dentro es también el más importante para curarse”. Desde entonces, la relación entre salud y mente se ha estudiado más que ningún otro aspecto de la salud. Se han escrito miles de libros sobre el tema, además de infinidad de artículos en periódicos y revistas; si buscamos el tema en Google aparecerán 125 millones de referencias.

El número de casos de personas que se sienten curadas de una enfermedad simplemente por creer que se encuentran bien crece día a día.

Diversos estudios científicos han demostrado que en el cuerpo existen unas sustancias naturales que causan alteraciones del humor, así como sensaciones de dolor y de placer. Estas sustancias químicas, llamadas endorfinas, producen lo que comúnmente se conoce como la euforia del corredor.

Consejos

  1. Hay que entender que las creencias marcan la pauta de la salud y la curación. Las actitudes positivas realzan el bienestar; las negativas lo merman. Nuestras creencias desencadenan respuestas bioquímicas.
  2. Trata de centrarte en lo que es bueno para el momento, en lugar de ponerte negativo. Los pensamientos negativos que se basan en el miedo incrementan las hormonas del estrés.
  3. Dedica unos minutos al día a meditar sobre una imagen positiva: una cascada, una puesta de sol, una noche estrellada, el rostro de un niño. Esas imágenes calman nuestro sistema fisiológico y nos permite tomarnos un pequeño descanso de los agentes diarios del estrés
  4. Practica el diálogo interior positivo. Esta forma de afirmación neutralizará la tendencia a centrarse en lo que es negativo. El énfasis en lo que se ha hecho bien en lugar de en lo que se ha hecho mal mantiene nuestro cuerpo en calma y sano.
  5. Agradece lo que te funciona en la vida en lugar de obsesionarte con lo que ha salido mal.
  6. Siempre que te sientas descontento o de mal humor, ten detalles anónimos con los demás. Ayudar a otros en pequeñas cosas, como ayudar a cruzar la calle o prestar apoyo emocional a un amigo, te servirá para abrir tu corazón y generar energía positiva.

Post by Rafa R.B.

Anuncios

2 Respuestas a “Actitud positiva: una forma de vida

  1. Buenos consejos. Gracias, Rafa. Los trabajaremos aquí para conseguir como dices una actitud positiva frente a la vida. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s