Archivo de la etiqueta: Proenfa

Taller sobre el aislamiento social para las familias

El pasado día 4 de diciembre nos reunimos con las familias para realizar el segundo taller de “Psicoeducación para familiares y cuidadores de personas con enfermedad mental”. En esta sesión hablaremos acerca de la inactividad y el aislamiento social, además de ver un vídeo relacionado con el tema.

La falta de motivación e interés, además del desinterés por tener relaciones sociales son algunas de las características de la enfermedad mental, siendo muy difícil diferenciar entre el “no querer” y el “no poder”. Estaspersonas suelen tener dificultades para mantener contacto social debido a la angustia que les producen sus síntomas y el aumento del estrés por tener relaciones interpersonales (evitar reducir experiencias pasadas de rechazo).

Sin embargo, hay actitudes que resultan beneficiosas para reducir estos comportamientos como pueden ser: generar hábitos y acuerdos, tener en cuenta las áreas de interés y aspiraciones de la persona, reforzar siempre cualquier mínimo cambio positivo observado o proponer actividades familiares y sociales conjuntas.

Por otro lado, las actitudes perjudiciales que hacen que aumente el  aislamiento o el desinterés por las cosas son: la sobreprotección, el trato infantil, descalificar su conducta, presionar o ignorar, negar dificultades, crear expectativas desajustadas, etc.

Para conseguir que la situación mejore es bueno fijar objeticos conjuntamente definiéndolos de forma positiva, establecer distintos niveles de logro en lugar de una meta única y siempre valorar los logros por pequeños que sean.

Hay que tener en cuenta que los cambios en rehabilitación no son inmediatos, es necesario invertir tiempo e ir poco a poco. Cada etapa del cambio es diferente y necesita estrategias diferenciadas.

Para la próxima semana, los familiares y cuidadores realizarán tareas para casa en relación con lo anterior y así las pondremos todos en común. El próximo tema a tratar será el manejo de exigencias y asunción de responsabilidades.

Anuncios

Taller de Adherencia al Tratamiento con las familias

El miércoles 27 de noviembre comenzaron los talleres de entrenamiento en la Psicoeducación para familiares de problemas con problemas de salud mental. Con estos talleres se pretende la participación de las familias en las cuales puedan expresar sus vivencias con otros familiares en la misma situación.

 

Fuente: http://www.pastillasypildoras.com

El primer taller se centró en la importancia de la adhesión al tratamiento, y sobre todo se resaltó que  tratamiento no se refiere únicamente a la toma de la medicación sino que implica también intervenciones terapéuticas.

En la mitad de la sesión se proyecto un video en el que se reflejaba la predisposición de un adolescente a ir al psiquiatra y a la toma de la medicación, al igual que el papel de la madre de supervisión.

 

Tras ver el video se recogen los siguientes comentarios en el grupo: Por un lado, se expone que en los tratamientos psiquiátricos la toma de medicación es larga y todavía se hace más difícil mantener la adherencia al tratamiento en el tiempo cuando la persona considera que está bien, lo que suelen percibir las personas con problemas de salud mental. Así mismo, también se comentó la importancia de preguntar por los efectos secundarios que puede producir la medicación ya que como se ve en el video muchas de estas personas dejan por esta razón de tomar la medicación. Y por último, se dieron consejos para paliar los efectos secundarios más comunes.

Aspectos Legales en Salud Mental

El pasado 20 de noviembre nos volvimos a reunir con las familias para hacer la última sesión informativa de “Psicoeducación para familiares y cuidadores de personas con enfermedad mental grave”. Esta vez hablamos sobre los aspectos legales en la salud mental.

Fuente: definanzas.com

La enfermedad mental puede dar lugar a diferentes situaciones que afectan a distintos ámbitos regulados de la vida legal de una persona. Sin embargo, no existe una norma general que regule los derechos y deberes de estas personas sino que existen variedad de normas, lo cual suele generar confusión.

Dos de las figuras jurídicas más importantes en la enfermedad mental son la incapacitación y la tutela/curatela. La incapacitación es el acto por el que una persona es declarada incapaz (es decir, no tiene autogobierno). La tutela es la principal medida para proteger a la persona incapacitada, completa la capacidad de obrar de esta persona. Hay que recordar que el principal objetivo de la tutela es proteger a la persona incapacitada y siempre tiene que haber una sentencia judicial para que sea efectiva.

La diferencia entre tutela y curatela es que la tutela es total, sobre todos los aspectos de la vida de la persona y la curatela es sólo parcial, es decir sobre un aspecto concreto como puede ser la medicación o la administración del dinero.

Además también existen otras figuras para proteger a la persona cómo pueden ser el Guarda de Hecho o el defensor judicial.

En esta sesión también hablamos sobre los ingresos o el tratamiento involuntario. En estos casos, hay que comunicarlo al psiquiatra de referencia o el médico de familia, éstos valorarán el caso y harán un informe médico. La familia tendrá que presentar la solicitud de internamiento y el informe médico en el Juzgado de Primera Instancia, el cual citará al enfermo para decidir sobre la petición de ingreso. Sino se presenta, el Juez emite una autorización judicial para trasladar al paciente a urgencias.

En caso en que la situación sea de gran urgencia, los familiares deben llamar al 112 (emergencias médicas y fuerzas del orden público) quienes trasladarán a la persona a urgencias.

 

La próxima semana daremos comienzo a los talleres de entrenamiento, empezando por el de cumplimiento del tratamiento y consciencia de la enfermedad.

Intervención psicológica en Rehabilitación

El miércoles 6 de noviembre nos juntamos para seguir con la “Psicoeducación para familiares y cuidadores de personas con trastorno mental grave”, esta vez para tratar el tema de la intervención psicológica y más concretamente de la rehabilitación psicosocial.

Imagen

Volvemos a insistir en la importancia del modelo de vulnerabilidad en la enfermedad mental, en el que la genética, los factores ambientales (consumo de tóxicos, duelos inesperados, etc.) y el funcionamiento personal y ocupacional influyen en gran medida en todas las personas. Sin embargo existen una serie de estrategias psicoterapéuticas que sirven como factores de protección ante situaciones de estrés. Algunos ejemplos son la Psicoeducación para pacientes y familiares, la rehabilitación cognitiva (mejora de la memoria, concentración, planificación, etc.), la adquisición de habilidades sociales o la terapia familiar.

La enfermedad mental tiene un gran impacto en el paciente pero también influye poderosamente en la familia, la cual puede llegar a tener sentimientos de negación, miedo, angustia, culpa o impotencia ante el diagnóstico. Como consecuencia, aumenta la tensión emocional y aparecen dificultades en la comunicación aumentando la crítica y la hostilidad hacia el paciente, o bien puede aparecer una protección excesiva.  Estos comportamientos reciben el nombre de Emoción Expresada, por tanto si en una familia aparece una alta emoción expresada, mayor estrés se produce en la misma. Una alta emoción expresada también está asociada a una mayor cantidad de recaídas del paciente.

Para evitar esto, asumir la enfermedad, compartir el problema con otras personas o recibir apoyo emocional ayuda a la familia y al paciente a afrontar la enfermedad de manera positiva.

Los Psicofármacos en Proenfa

El 30 de octubre tuvo lugar la cuarta sesión informativa de la “Psicoeducación para familiares y cuidadores de personas con enfermedad mental grave” en el que hablamos sobre los psicofármacos: que son, cómo actúan, los tipos que existen y efectos positivos y negativos que tienen.

problemas-pastillas-adelgazar1

Los psicofármacos son sustancias químicas que actúan en el cerebro modificando el comportamiento, la percepción, el humor, etc. Se deben tomar sólo unas pocas semanas o bien durante toda la vida, dependiendo siempre de la gravedad y la frecuencia de los episodios de la enfermedad.

Actualmente, no existe un único tratamiento que sirva para todo y a veces es necesario cambiar de fármaco a lo largo del tratamiento o por el contrario combinar el efecto de diferentes de ellos.

Se pueden diferenciar cuatro grandes grupos de psicofármacos:

–         Ansiolíticos e hipnóticos: se utilizan para calmar la ansiedad, el nerviosismo y además facilitan el sueño.

–         Antipsicóticos o neurolépticos: actúan disminuyendo las alucinaciones o ideas delirantes, por ello son utilizados en la esquizofrenia, la psicosis o episodios de manía.

–         Antidepresivos: mejoran los síntomas depresivos y ansiosos.

–         Estabilizadores del humor: evitan nuevos episodios depresivos o maníacos.

Sin embargo, también se cuenta con otra forma de terapia que no incluye psicofármacos, ésta es la terapia electroconvulsiva en la que mediante la aplicación de una carga de electrones en el lóbulo temporal del cerebro durante unos segundos para normalizar el funcionamiento de los sistemas neuronales. Este tipo de terapia se realiza en un hospital y bajo anestesia, teniendo mucho éxito en depresiones graves y episodios esquizofrénicos o maníacos.